jueves, 24 de septiembre de 2009

Cristina Paniagua




Cristina se despide del verano con un aire muy pin-up.
Cola lateral, gafas y labios rojos. Chaquetita de su firma, vestido de la mía y zapatos planos de tela.
Sencilla y bonita.

5 comentarios:

nycrun dijo...

nice sketch
http://nycrunfashion.blogspot.com

Marta R. Gustems dijo...

Thank you nycrun ; ) cool your fashion blog!

la flore et la faune . com dijo...

Joli, ce petit air pin up, en effet. Frais et enlevé, bravo, j'aime vraiment beaucoup tes dessins.

Marta R. Gustems dijo...

Merci beaucoup la flore et la faune!!!!

kalinius dijo...

Poema Oda A La Melancolía de John Keats



1
No vayas al Leteo ni exprimas el morado
acónito buscando su vino embriagador;
no dejes que tu pálida frente sea besada
por la noche, violácea uva de Proserpina.
No hagas tu rosario con los frutos del tejo
ni dejes que polilla o escarabajo sean
tu alma plañidera, ni que el búho nocturno
contemple los misterios de tu honda tristeza.
Pues la sombra a la sombra regresa, somnolienta,
y ahoga la vigilia angustiosa del espíritu.

2
Pero cuando el acceso de atroz melancolía
se cierna repentino, cual nube desde el cielo
que cuida de las flores combadas por el sol
y que la verde colina desdibuja en su lluvia,
enjuga tu tristeza en una rosa temprana
o en el salino arco iris de la ola marina
o en la hermosura esférica de las peonías;
o, si tu amada expresa el motivo de su enfado,
toma firme su mano, deja que en tanto truene
y contempla, constante, sus ojos sin igual.

3
Con la Belleza habita, Belleza que es mortal.
También con la alegría, cuya mano en sus labios
siempre esboza un adiós; y con el placer doliente
que en tanto la abeja liba se torna veneno.
Pues en el mismo templo del Placer, con su velo
tiene su soberano numen Melancolía,
aunque lo pueda ver sólo aquel cuya ansiosa
boca muerde la uva fatal de la alegría.
Esa alma probará su tristísimo poder
y entre sus neblinosos trofeos será expuesta.